Ojo de Fresa

 

Detalles

El Ojo de fresa fue introducido en la península Ibérica desde la costa africana, durante el período de dominación musulmana (siglos VIII a XV), y originariamente era paloma de vuelo. Sus características principales residen en la cabeza. Se distingue por una cabeza grande, corta, ancha y cuadrada (de dado); pico corto y grueso, y ribetes oculares extremadamente desarrollados y muy rojos (de color fresa), formados por dos o tres círculos concéntricos, que aumentan de tamaño y grosor desde dentro hacia fuera (popularmente se relaciona el aspecto de la cabeza del Ojo de fresa con la escultura de la Dama de Elche).

inicio || palomas || contacto || enlaces